Haz clic a continuación para obtener ayuda sobre el control de la diabetes

El medicamento recetado Lantus® es una insulina de acción prolongada que se usa en el tratamiento de adultos con diabetes tipo 2 y adultos y pacientes pediátricos (niños mayores de 6 años) con diabetes tipo 1 para controlar el nivel alto de azúcar en la sangre.

No uses Lantus® para tratar la cetoacidosis diabética.

Lee las Indicaciones y la Información de seguridad importante completa

Información de prescripción completa
banner image
Estimado :

Gracias por inscribirte para obtener la tarjeta de copagos de Lantus. Mientras intentas controlar la diabetes, obtén información que te puede resultar útil.

Siempre consulta con tu médico antes de hacer cambios en tu dieta o rutina de ejercicios.

Haz clic aquí para obtener las Indicaciones completas, incluidas las Limitaciones de uso y la Información de seguridad importante sobre Lantus.

Haz clic aquí para acceder al enlace y obtener la Información de prescripción completa.

Haz clic aquí para obtener una guía con consejos e información sobre alimentación saludable y actividad física.

Haz clic aquí para obtener una lista de verificación para llevar a tu próxima cita con el médico.

Haz clic aquí para obtener más información sobre los síntomas y cómo manejar el nivel alto de azúcar en la sangre (hiperglucemia).

Haz clic aquí para obtener más información sobre los síntomas y cómo manejar el nivel bajo de azúcar en la sangre (hipoglucemia).

¿Qué es Lantus® (insulin glargine injection) 100 unidades/ml?

El medicamento recetado Lantus® es una insulina de acción prolongada que se utiliza para tratar a los adultos que padecen diabetes tipo 2, y a los adultos y pacientes pediátricos (niños de 6 años o más) con diabetes tipo 1 para controlar el nivel elevado de azúcar en la sangre.

No debe usarse Lantus® para tratar la cetoacidosis diabética.

Información de seguridad importante sobre Lantus® (insulin glargine injection) 100 unidades/ml

No administres Lantus® durante episodios de bajo nivel de azúcar en la sangre o si eres alérgico a la insulina o a cualquiera de los ingredientes inactivos de Lantus®.

No compartas agujas, plumas de insulina ni jeringas con otras personas.
NO reutilices las agujas.

Antes de comenzar con Lantus®, infórmale al médico todas las afecciones que padezcas, incluso si tienes problemas hepáticos o renales, si estás embarazada o planeas un embarazo, o si estás lactando o si planeas hacerlo.

Puede presentarse insuficiencia cardíaca si estás usando insulina junto con medicamentos llamados TZD (tiazolidinedionas), aunque nunca hayas padecido de insuficiencia cardíaca u otros problemas cardíacos.

Si ya sufres de insuficiencia cardíaca, esta afección podría empeorar mientras utilizas TZD junto con Lantus®.

Es posible que el proveedor de atención médica deba cambiar o suspender el tratamiento con TZD y Lantus® si aparece o empeora una insuficiencia cardíaca.

Avísale a tu médico si presentas síntomas nuevos de insuficiencia cardíaca o si los síntomas de esta afección empeoran, incluido lo siguiente:

Falta de aire
Aumento repentino de peso
Hinchazón de los tobillos o de los pies

Dile a tu médico sobre todos los medicamentos que tomas, incluidos los medicamentos de venta libre, las vitaminas y los suplementos, como los suplementos herbales.

Lantus® se debe tomar una vez al día a la misma hora cada día.

Te debes realizar una prueba del nivel de azúcar en la sangre cuando usas insulina, como Lantus®.

No hagas ningún cambio en la dosis ni en el tipo de insulina sin antes consultar con el proveedor de atención médica.

Cualquier cambio en la insulina debe efectuarse con cuidado y únicamente bajo supervisión médica.

NO diluyas ni mezcles Lantus® con otras insulinas o soluciones, ya que no funcionará según lo previsto y puedes perder el control del nivel de azúcar en la sangre, lo cual podría ser una situación grave.

Lantus® solo debe utilizarse si la solución es transparente e incolora, y no se observan partículas.

Asegúrate siempre de verificar que tienes la insulina correcta antes de cada inyección.

Cuando uses Lantus®, no conduzcas ni manejes maquinaria pesada hasta saber cómo te afecta Lantus®

No debes beber alcohol ni usar otros medicamentos que contengan alcohol.

El efecto secundario más frecuente de la insulina, incluso Lantus®, es un nivel bajo de azúcar en la sangre (hipoglucemia), que puede ser un problema grave y potencialmente mortal.

Puede dañar el corazón o el cerebro.

Los síntomas de un nivel bajo y grave de azúcar en la sangre pueden incluir temblores, sudor, aceleración de los latidos del corazón y visión borrosa.

Lantus® puede producir efectos secundarios graves que pueden causar la muerte, como reacciones alérgicas graves.

Obtén atención médica inmediatamente si tienes lo siguiente:

Erupción en todo el cuerpo
Hinchazón de la cara, la lengua o la garganta
Dificultad para respirar
Falta de aire
Latidos cardíacos acelerados
Somnolencia, mareos o confusión extremos
Sudoración

Otros posibles efectos secundarios pueden incluir inflamación, aumento de peso, niveles bajos de potasio, reacciones en el lugar de aplicación de la inyección (que incluyen cambios en el tejido adiposo en el lugar de la inyección) y reacciones alérgicas.

Lantus® SoloStar® es una pluma precargada desechable de insulina.

Consulta con tu proveedor de atención médica sobre la técnica de inyección correcta y sigue las instrucciones que figuran en el folleto instructivo que viene con la pluma.

Consulta la Información de prescripción completa de Lantus®.

SANOFI Inicio